CAZA TV en Amigos Monteros

CAZA TV en Amigos Monteros
CAZA TV en AMIGOS MONTEROS

EL TIEMPO CON MALDONADO (La Carolina Jaén)

EL TIEMPO CON MALDONADO (La Carolina Jaén)

EL TIEMPO CON MALDONADO (La Carolina Jaén)

jueves, 26 de diciembre de 2013

Y NO HAY MAS....

 Ya es la hora...¡¡ Después de tanto tiempo sin asomar por esta vereda, vuelvo de nuevo haciendo mis crónicas cinegéticas.
La crisis y lo que no es crisis, a echo que esté parado un tiempo, a pesar de  todo, aquí estoy de nuevo, apartando mis pésimos pensamientos y esperando más optimista el nuevo año que tenemos detrás de aquel cerro de enfrente y nublado que hemos tenido este año. 
Dicho esto, me remito a comentar lo sucedido.
Como mis salidas al monte respecto a lo que a monterías se refiere ha sido nulas, me remito a contar un poquito a lo que a caza menor se refiere.
Pocas salidas y pocas perchas, en temporada de media veda seguida de general y zorzales, a tener en cuenta que, aún tenemos hasta el día 2 de febrero en lo que a zorzales se refiere, pues en monterías aún nos encontramos en el epicentro, no pierdo la esperanza de poder asistir alguna, aunque confirmaría que  a pocas monterías asistiré gracias a sistema político que tenemos, aunque algunos no lo noten, la mayoría estarán a mi favor.
Cinco palomas, un conejo y veinte zorzales en cinco salidas al campo…aunque me queda alguna que otra en los zorzales para finalizar esta temporada cinegética, tengo que decir que, un par de ellas no me las quita nadie..y con este relato tan breve, termino mi crónica.
Es lo que hay!! ya no hay mas...!!Y es lo que nos toca a más de uno...

FELIZ ENTRADA DE AÑO 2014 

AMIGOS MONTEROS


lunes, 28 de enero de 2013

De batida en la ALISEDA Santa Elena (Jaén) 2012-13

En la junta


Al fin, llegaba el día 26 de enero, día que se celebraba el gancho de “LA ALISEDA”. Después de estar ausente bastante tiempo en lo que a caza se refiere, vuelvo a escribir otra de mis vivencias cinegéticas tan escasas esta temporada.
Niebla tuvo la noche del veinticinco, como amaneció la mañana del evento que, a las siete de la madrugada, bien por las ganas de cazar o por despiste intencionado, sonaba los zumbidos de mi despertador, dando lugar a pegar el salto de la cama y rezar a nuestra morenita que no se suspendiera la cacería,  la distancia de donde vivo hasta la finca, tan solo esta a 14 kilómetros aproximadamente  con lo cual, tiempo de sobra tenia para a ver echado una cabezadita mas.
Los sorteos se celebraron el día posterior al evento tocándonos en suerte el 6 de la armada “el plano” postor: José Franco y el Orden de salida 9 .
La mañana se presentaba con mucha niebla y a medida que avanzaba la mañana fue disipándose afortunadamente para los monteros.
Amigos monteros se daban lugar a la cita donde pudimos compartir opiniones y lances vividos en otras cacerías, siendo mas amena la espera de salida.
Una vez repartidos en los puestos, en lo que a nuestra postura se refiere, sorteamos mi habitual compañera de puesto Raquel Gálvez, quien tiraría primero, pues tan solo llevábamos mi rifle, fallo nuestro al pensar que no sobrarían puestos, pues la noche anterior, ya nos informaron que podía sobrar alguno.
De veinte a veinticinco rehalas batirían la finca de casi dos mil hectáreas aproximadamente y si no me equivoco, empezando a oír los canes al poco tiempo de ponernos, con lo que teníamos que estar pendiente dado que al ser gancho de cochinos, todos los sentidos debían de estar al cien por cien. Ya sabemos que los sigilosos cochinos entran si realmente están seguros, o si un perro puntero los acosa debidamente.
A medida que la mañana avanzaba, nos entraba a ochenta metros de distancia dos ciervas, muy sigilosas por cierto, como tranquilas y atentas a los que les venia detrás, una de ellas inclusive se me paro en mitad del carril, pudiéndola meter en el visor tan solo por aquello del gusanillo, dejándola marchar perdonándole la vida dado que no era su día ni su hora.
Sobre las una y media, mi compañera Raquel, tuvo la oportunidad de hacer lo mismo con otras tres que, en carrera desde el carril y llevando las misma dirección que las otras dos, nos entraron de nuevo por el claro dirección hacia el puesto cinco, de nuevo y ya con mi rifle en mi mano, pude observar un vareto que nos entraba de frente, muy despacio y casi entregado, a unos cinco metros en horizontal, nos miraba pidiéndonos clemencia, pude apreciar con el visor hasta las lagrimas del animal que una vez mas, tubo la suerte de no ir con el y por supuesto, de dar conmigo.
Sobre las 14:45 apreciábamos algunos coches saliendo de las armadas, con lo cual decidimos de recoger al puesto posterior al nuestro y mientras tanto, recoger mis bártulos dirigiéndonos seguidamente a la junta de carnes y junta de monteros.
En lo que a la comida se refiere, unas judías muy buenas acompañado de pipirrana y embutidos, carne en salsa y poco mas, nos hicieron las delicias de lo que el final de la batida se refiere.
Dos cochinas y un cochino se presentaron en la junta de carnes, a pesar de escuchar muchos tiros al menos por la mancha que cazábamos nosotros, debió la gente fallar mucho en mi opinión..! en la de otros que digan lo que quieran.


dos monteros y un rehalero donde los alla